autistas.com
Inicio Criterio de Diagnóstico Soluciones de Comportamiento Talleres y Eventos El Libro Preguntas y Respuestas En Memoria a Elizabeth Carol Amigos de la Fundación Punto de Encuentro
Preguntas más Frecuentes:
 
1.
MI HIJO FUE DIAGNOSTICADO CON ASPERGER´S / TRASTORNO DE DESARROLLO / HIPERLEXIA, ETC. ¿DE VERDAD NECESITA UN TRATAMIENTO DE A.B.A?

2. ¿QUE ES UN PROGRAMA DE A.B.A.?

3. ¿QUE TIPO DE PROGRESO PUEDO ESPERAR?

4. QUIERO QUE MI HIJO APRENDA EN FORMA NATURAL Y EL A.B.A. SE VE TAN RIGIDO

5. NO ME IMAGINO A MI HIJO PASANDO TODO EL TIEMPO EN PRUEBAS DISCRETAS, ¿NO NECESITA TAMBIEN JUGAR, IR AL COLEGIO?

6. ¿QUE HAY ACERCA DE LAS DIETAS, VITAMINAS Y OTRAS TERAPIAS?, ¿NO ES IMPORTANTE TRATAR TAMBIEN LA CAUSA DETRAS DE LOS SINTOMAS?

7. HE OIDO DECIR QUE LA TERAPIA A.B.A. LLEVA A LOS NIÑOS A PORTARSE COMO ROBOTS

8. ¿PUEDE SER QUE UNA MEZCLA DE TERAPIA A.B.A. CON OTRAS TERAPIAS SEA MEJOR PARA MI HIJO?

9. ¿ES A.B.A. APROPIADO PARA NIÑOS MAYORES?

10. ME PREOCUPA EL HECHO QUE HACER TANTAS EXIGENCIAS A MI HIJO DETERIORE NUESTRA RELACION

11. ¿CUAL ES EL PAPEL DE UNA “SOMBRA” EN EL SALON DE CLASES?



1. MI HIJO FUE DIAGNOSTICADO CON ASPERGER´S / TRASTORNO DE DESARROLLO / HIPERLEXIA, ETC. ¿DE VERDAD NECESITA UN TRATAMIENTO DE A.B.A? Los distintas etiquetas utilizadas para describir un conjunto de síntomas y comportamientos, generalmente solo sirven para confundirnos a nosotros los padres. Ocasionalmente existen razones importantes por las cuales un profesional calificado decida utilizar un término en lugar de otro, pero en realidad no es la terminología lo que cuenta, sino la efectividad del tratamiento elegido.

Las habilidades y deficiencias de un niño con un “Trastorno del Desarrollo” varían inmensamente de uno a otro. Sería entonces un gran error pensar que porque solo tiene Asperger´s entonces no necesita un programa de tratamiento intensivo y de calidad para ayudarle a “ponerse al día” tan rápido como sea posible. Es cierto que niños más comprometidos en su discapacidad necesitarán más horas que otros menos comprometidos, pero la cantidad de tiempo de terapia se encuentra entre 10 (mínimo) y 40 (idealmente) horas semanales.



2. ¿QUE ES UN PROGRAMA DE A.B.A.?
Existen tres componentes de las terapias A.B.A.: las personas, el programa y la práctica.

Las personas son: el analista de comportamiento, las terapeutas de A.B.A., los padres, su familia y generalmente, aunque no desde el comienzo, los profesores del jardín o colegio.

El analista diseña el programa de enseñanza y evalúa periódicamente los progresos del niño. Las terapeutas ejecutan el programa, generalmente uno a uno; pueden ser educadoras especiales, fonoaudiólogos, ocupacionales, etc. pero esto no es indispensable. En teoría, cualquier persona puede entrenarse para ser un terapeuta de A.B.A. mientras cumpla con los siguientes requisitos: ser una persona confiable, entusiasta, creativa, con capacidad para seguir instrucciones y bueno, que sea estupendo con los niños. Los padres también pueden ser terapeutas A.B.A., pero esta es una decisión personal, generalmente sirve para ahorrar dinero y también para seguir de cerca el proceso de aprendizaje de su hijo.

El programa es lo más distintivo de una terapia A.B.A., en cuanto que en su metodología utiliza una gran disciplina en la planeación de lo que debe aprender el niño, a qué ritmo, cómo se evalúa el progreso y cómo se generaliza el aprendizaje a distintos ambientes. El programa se centra en el uso de “pruebas discretas” es decir, ejercicios que realiza el niño con la terapeuta para aprender habilidades de lenguaje, juego y socialización, entre otros. Estos ejercicios son individualizados para cada niño de acuerdo con las habilidades e intereses de cada uno.

La práctica: se refiere no solo a lo que ocurre durante los ejercicios de prueba discreta, sino a lo que pueden realizar en otros ambientes todas las personas que rodean al niño y a través de las cuales le enseñarán cuáles son los comportamientos apropiados mediante el uso de refuerzos positivos. En otras palabras, se trata de “atrapar a sus niños portándose bien”

 


3. ¿QUE TIPO DE PROGRESO PUEDO ESPERAR?
El progreso del niño depende de dos factores: su habilidad innata para aprender y la calidad de su programa de instrucción. En cuanto a la habilidad para aprender, aunque es realmente algo que nadie puede predecir, sí existen estudios que indican que a mayor edad de desarrollo y menor edad cronológica a la hora de comenzar el tratamiento, mejores son los resultados obtenidos.

Estudios más recientes, indican que el progreso del niño durante los primeros meses de tratamiento, es un indicador más claro de su habilidad de aprender, más que el nivel de compromiso inicial. (Nota: Algunos niños se benefician también junto con la terapia de otros tratamientos como dietas, suplementos de vitaminas y minerales que aumentan su capacidad de aprendizaje) La calidad del tratamiento es algo sobre lo que ustedes pueden actuar directamente, entendiendo por calidad varias cosas: el número de horas semanales dedicado a las terapias, siendo tan extenso el currículum a cubrir por el niño, es mejor empezar cuanto antes y con la mayor intensidad posible.

La calidad del instructor es igualmente importante, hacer terapia de A.B.A. es mucho más que darle un premio al niño por un buen comportamiento, se necesitan mucho tiempo de práctica, atención a los detalles y simplemente mucho trabajo. Es importante mirar el progreso en todas las áreas, no contentarse con cualquier progreso, si el niño progresa en unas áreas y en otras no, algo en el programa, no el niño, está fallando.

Los tratamientos y los progresos se deben ver en el largo plazo, no es una progresión lineal, emocionalmente debemos estar preparados para algunos retrocesos durante el proceso, por esto es importante un programa de calidad que pueda arrojar resultados mensurables, mes por mes.

 



4. QUIERO QUE MI HIJO APRENDA EN FORMA NATURAL Y EL A.B.A. SE VE TAN RIGIDO
El A.B.A. es una técnica de enseñanza diseñada para maximizar el aprendizaje y sostener resultados en el largo plazo.

Si bien es cierto que parece muy poco natural al principio, es porque la discapacidad de los niños hace necesario que ciertos elementos del proceso de aprendizaje deban ser exagerados. En la medida en que un programa de A.B.A. avanza y tiene éxito, la mente del niño cambia y este empieza a “aprender como se aprende” entonces el proceso de enseñanza empieza a verse más natural.

Lo más triste que pueda suceder es que los padres se aferren a la ilusión que sus hijos deban aprender de “forma natural” como sus compañeros de edad cronológica y lo ubiquen en un entorno típico (aun con apoyo extra) esperando que aprenda como lo hacen los demás. Los niños con autismo generalmente están ya atrasados en muchas habilidades incluso anteriores a los dos años de edad. La enseñanza en preescolar requiere de muchos prerequisitos que estos niños no tienen y es imposible que aprendan de forma “natural” cuando simplemente no entienden lo que ocurre en el mundo a su alrededor.

 



5. NO ME IMAGINO A MI HIJO PASANDO TODO EL TIEMPO EN PRUEBAS DISCRETAS, ¿NO NECESITA TAMBIEN JUGAR, IR AL COLEGIO?
Un programa de A.B.A. no es solo pruebas discretas (o trabajo en la mesa). Aunque las pruebas discretas ocupen la mayor parte del programa al comienzo, los mismo principios que se utilizan para enseñar habilidades muy básicas se aplican a todo tipo de ambientes, incluyendo el colegio, la casa, la comunidad.

Recuerde que para los niños con desarrollo típico el aprendizaje es un proceso continuo y que ocurre sin que usted lo note. Para los niños Trastorno de Desarrollo, se necesita la adecuada planeación de adultos capacitados para proveer la mayor cantidad de oportunidades de aprendizaje posibles.

Esto implica consistencia a través de todos los ambientes, incluido el colegio y el compromiso de los padres es esencial para un programa exitoso. Sí, los niños autistas van al colegio con niños de desarrollo típico, pero esto ocurre cuando están preparados para aprender y beneficiarse en dicho ambiente y el trabajo en conjunto entre profesores y terapeutas es fundamental.

 



6. ¿QUE HAY ACERCA DE LAS DIETAS, VITAMINAS Y OTRAS TERAPIAS?, ¿NO ES IMPORTANTE TRATAR TAMBIEN LA CAUSA DETRAS DE LOS SINTOMAS?
Para muchos niños puede existir una manera de corregir cualesquiera sea el mecanismo biológico que este causando los síntomas de su autismo.

Sin embargo, su niño puede haber ya perdido años de aprendizaje en su lenguaje, habilidades de juego y sociales, respecto a los niños de su edad.

Necesitará mucha ayuda para aprender estas habilidades e idealmente deberá ponerse al día en una forma acelerada. Independientemente de la eficacia de otro tipo de intervenciones, hay muchísimo que enseñar y es aquí donde un programa A.B.A. es inmensamente beneficioso.

 


7. HE OIDO DECIR QUE LA TERAPIA A.B.A. LLEVA A LOS NIÑOS A PORTARSE COMO ROBOTS
¿Alguna vez a visto a otra persona o a usted mismo intentando aprender otro idioma? Cuando está aprendiendo suena ensayado, forzado, antinatural y puede sentirse el stress de tratar de encontrar las palabras y seguir una conversación al mismo tiempo.

Con el tiempo y la práctica hablar se vuelve más fácil y natural. O puede usted aprenderse algunas frases de cajón para decir en ciertas situaciones típicas y salir airoso, como pedir un café o algo de comer.

Toma tiempo y práctica para cualquier niño, con cualquier nivel de habilidad para aprender a hablar fluido en su idioma, pero como sus errores ocurren cuando habla de forma espontánea y no existe un retraso cronológico entonces nos parecen graciosos, pero lo cierto es que todos lo logran de la misma forma, practicando, cometiendo errores, siendo corregidos, aprendiendo.

 



8. ¿PUEDE SER QUE UNA MEZCLA DE TERAPIA A.B.A. CON OTRAS TERAPIAS SEA MEJOR PARA MI HIJO?
En cierta forma, un programa A.B.A. siempre incorpora otros métodos de enseñanza.

Teniendo en cuenta que el objetivo principal del programa es el de enseñarle al niño a aprender en forma natural -esto es por observación e imitación- el programa por definición deberá incluir una práctica cuidadosamente guiada en ambientes educativos y sociales naturales. Esto sucede al final del programa (aunque este final es un período de varios años) y es igualmente importante que la enseñanza inicial concentrada en las pruebas discretas.

Los estudios demuestran que la terapia A.B.A. incluye la mayoría de las deficiencias de algunos niños. También demuestra que puede cubrir todos las deficiencias de otros niños y no cubrir todas las deficiencias en otros. Es importante trabajar con un consultor o grupo educativo que no solo esté bien entrenado en A.B.A., sino que también entienda y esté familiarizado con intervenciones para dificultades del aprendizaje.

Y por último, estos estudios demuestran también que definitivamente dejar el tipo de enseñanza A.B.A. fuera de la mezcla puede significar que se pierda la oportunidad de arrancar del punto de partida.

 



9. ¿ES A.B.A. APROPIADO PARA NIÑOS MAYORES?
Existe la creencia que A.B.A. es solo apropiado para niños pequeños (menores de 5 años), la cual probablemente viene de el éxito del estudio de UCLA “Young Autism Project” en donde muchos niños alcanzaron un nivel de funcionamiento normal.

Sin embargo es cierto que el mejor beneficio es empezar a temprana edad, esto no tiene importancia si consideramos que lo principal es pensar que el niño tenga el mejor futuro posible. Los principios de enseñanza del método A.B.A. se aplican para personas de todas las edades. Esta es una ciencia del comportamiento humano. Nos guía sobre la forma de conseguir las metas de desarrollo de habilidades independientemente de la discapacidad y la edad del paciente.

Dentro de los límites del potencial de el niño, una intervención basada en los principios del A.B.A. le ayudara a aprender al máximo de sus capacidades. Aún cuando una recuperación total no sea una opción debido a la severidad de su discapacidad o de pronto debido a su edad, ningún método de enseñanza ha probado ser tan efectivo en la habilidad de desarrollar al máximo su potencial.

 



10. ME PREOCUPA EL HECHO QUE HACER TANTAS EXIGENCIAS A MI HIJO DETERIORE NUESTRA RELACION.
Es muy cierto que un programa A.B.A. exige mucho de su niño.

También es cierto que para que el programa sea efectivo, usted como padre deberá ser quien imponga muchas exigencias. Si por ejemplo, todos sus terapeutas o maestros le exigen que use lenguaje para pedir jugo, pero usted se lo da cuando apenas se da cuenta de lo que quiere y antes de que él lo pida, probablemente no generalice sus habilidades de comunicación tan rápidamente.

Este es un ejemplo simple, pero existen otras muchas cosas que deberá pedirle a su niño que haga y que probablemente resulten en un comportamiento más fuerte como llorar, hacer pataleta, gritar, salir corriendo, pegar, y usted como padre probablemente quiera en el momento ceder para que las cosas sean más fáciles para su hijo.

Sin embargo, en el largo plazo, si usted se mantiene firme en sus exigencias y ayuda de esta forma al proceso de aprendizaje en lugar de ceder al deseo (inconsciente) de su hijo de no cambiar las cosas, todos los padres se van dando cuenta que finalmente las recompensas son mayores para todos y la convivencia más armónica.

¿Afectará esto la relación de amor y confianza que tiene con su hijo?. De ninguna manera. Esta relación está basada en miles y miles de interacciones positivas, exitosas y alegres. Se necesitaría un esfuerzo muchísimo mayor para deshacer algo tan profundo y poderoso como su relación con su hijo. Ser firme cuando se necesita es el camino más rápido para cambiar comportamientos indeseados y para experiencias positivas. No tiene opción, a medida que su hijo crece tendrá que hacerle cada vez más exigencias. Es lo mejor para usted y para su hijo, enséñele a ser exitoso, independiente, en control de si mismo y de su ambiente y capaz de encontrar su felicidad en usted y en los demás.

 



11. ¿CUAL ES EL PAPEL DE UNA “SOMBRA” EN EL SALON DE CLASES?
Primero que todo deberá asegurarse que el colegio es un lugar apropiado para el niño.

De igual manera que no enviaría a un niño de ocho años a un curso de cálculo en la universidad, tampoco mandaría a un niño con las habilidades de lenguaje de un niño de 2 años junto con preescolares de 4 y 5, esto no solo es inapropiado, sino cruel con el niño quien lleva todas las de perder. Una vez que su niño esté preparado para aprender con otros niños en el colegio, probablemente necesitará de un nivel de atención que ningún profesor está en capacidad de proveer.

Perderá la atención constantemente, iniciará comportamientos inapropiados, no contestará preguntas o no seguirá instrucciones junto con los otros niños o simplemente no las entenderá completamente. Estos son problemas que todos los niños tienen hasta cierto punto, pero que el maestro está en capacidad de solucionar. Un niño con autismo necesita un nivel tan alto de apoyo y redirección que es imposible para el maestro hacer el trabajo adecuadamente.

La “sombra” por lo tanto está ahí en primer lugar para ayudar al profesor a enseñar y segundo para ayudar a su hijo. Es una extensión del profesor, proporcionando atención a aquellos que lo necesitan más (la mayor parte del tiempo su hijo). Prestará apoyo al niño para mantener su atención en la profesora o los otros niños, le dará refuerzo por su buen comportamiento y trabajo, le hará señas a la profesora si su niño necesita instrucción adicional o intervendrá si se dan comportamientos no apropiados. También está ahí para asegurarse que su hijo participa en las actividades sociales.

La meta final de una sombra deberá ser la de “quedarse sin trabajo”, es decir, llegar al punto donde su intervención sea la mínima necesaria y el niño se integre a las actividades de su clase junto con todos sus compañeros. Una sombra EFECTIVA puede aumentar la experiencia social y académica de toda la clase. No le prestará atención “especial” a su niño, más bien será una ayuda amigable para todos los niños. La sombra efectiva hará que sea divertido socializar con su hijo, de forma natural, sin crear celos. Reforzará las direcciones de la profesora, no se convertirá en una profesora aparte. Se mantendrá permanentemente en contacto con los padres y escribirá notas del progreso diario del niño.

La sombra EFECTIVA tratará de trabajar para “quedarse sin trabajo” buscando siempre la independencia académica y social de su niño. Pero tener una sombra, también tiene su lado negativo, a menos que usted tenga una sombra excesivamente buena, la presencia de ayuda extra para un niño en especial puede ser vista como extraña e injusta por los compañeros llevando a un resentimiento y celos por parte de ellos.

A medida que avanzan las edades, se marcan más estas diferencias. Adicionalmente una sombra poco eficiente hará que el niño se vuelva dependiente, ignore a la profesora real y utilice comportamientos no apropiados para obtener ayuda extra. Una sombra poco efectiva sentirá pesar por su hijo y no lo empujará a dar lo máximo de sí mismo. También lo excluirá a usted como padre del proceso y podrá ponerse a la defensiva cuando se le pida cierta información.

No trabajará con el ambiente de la clase y con la profesora como un equipo, sino que establecerá “reglas especiales” y excepciones que excluirán a su hijo de sus compañeros.


Talleres y Eventos  ¡Participa! Fundación E.S.C.O. Solicita el libro A Work in Progress

 

Nacional: Tel: (+5) 664 1981 - 664 4745 | Fax: (+5) 664 4745
Internacional Tel: (+57 5) 664 1981 - 664 4745 | Fax: (+57 5) 664 4745
Celular (315) 716 6857
Centro Comercial Getsemaní, Local 1B - 139
Cartagena de Indias - Colombia - Sur América
E-mail: esco@autistas.com
  
POSDATA